AguaVerde

El blog

ver todo

La volatilidad extrema de los precios quebranta el sector cafetalero

2018-11-13 Sin comentarios

Cándido Gómez Argueta, Cantón Pueblo Viejo Arambala.

-Escrito por Paul Hicks originalmente para Coffeelands-  En un artículo reciente, escribí que el precio C para el café es defectuoso y que existe una necesidad urgente de soluciones viables para mejorar el mercado del café. El artículo fue recogido por Daily Coffee News y recibió mucha atención, tanto positiva como negativa, lo cual se agradece. El objetivo de la publicación original (y las siguientes) es involucrar a los expertos en café para que propongan y debatan soluciones viables para mejorar el mercado del café, de forma que beneficien a los agricultores y a los trabajadores agrícolas. Las siguientes publicaciones del blog se enfocarán en soluciones específicas.

Mientras tanto, este artículo ilustra cómo la volatilidad de los precios afecta negativamente al sector del café y expone a los agricultores y trabajadores agrícolas a riesgos innecesarios.

¿Cuál es el precio C?

En respuesta a la última publicación, un par de personas pidieron una mejor explicación del Precio- C. Para los lectores dispuestos a hacer clic, aquí hay una buena y breve explicación. Formalmente, el Precio-C es el precio del contrato futuro para un contenedor de café arábica (37,500 libras, o aproximadamente 250 sacos). El precio-C es administrado por Intercontinental Exchange (I.C.E.), una compañía que administra plataformas de negociación electrónica. En la práctica, Precio-C es el precio de referencia para la entrega de granos de café verde arábica de calidad cambiaria. La clave aquí es que el Precio-C es el punto de referencia para la mayoría del café que se comercializa en los mercados internacionales. Prácticamente cualquier agricultor, torrefactor y comerciante puede informarte del C-Precio diario porque lo utilizan para la planificación comercial y para negociar tratos. Esto no significa que el Precio-C sea el precio de un saco de café, pero es el punto de referencia que la mayoría de la gente usa para tomar decisiones.

Debo aclarar que mi crítica al Precio-C no es un ataque a saco contra los principios de una economía basada en el mercado. Mi reclamo es que el Precio-C no está funcionando muy bien para estabilizar los precios del café; sin embargo, esta debería ser una de sus funciones clave. El Precio-C es conocido por ser extremadamente volátil, y esta volatilidad afecta negativamente al sector del café, en el que los agricultores y los trabajadores agrícolas sufren la peor parte. Creo que necesitamos urgentemente encontrar soluciones que suavicen los precios del café, para asegurar la sostenibilidad del sector cafetero y crear un entorno propicio donde los productores de café y los trabajadores agrícolas puedan ganarse la vida, superar la pobreza y vivir dignamente. Esto, después de todo, debería ser el objetivo de una economía saludable, y los mercados deberían contribuir a este objetivo.

La premisa aquí es que, si logramos que los precios del café sean más estables, sería mejor para todos. Precios más estables permitirían a los productores de café planificar e invertir en función de precios que razonablemente pueden esperar para su producto, y mitigar el ciclo de subida y bajada que ha caracterizado al mercado del café en los últimos años.

¿Por qué la volatilidad del precio del café es perjudicial para el sector del café?

La volatilidad del precio del café es perjudicial para la sostenibilidad del sector cafetero porque los productores de café no pueden reaccionar de manera oportuna a los pronósticos de precios a corto plazo: el café es un cultivo perenne mientras que el Precio-C fluctúa diariamente. El problema es que los granos de café no son artilugios producidos en una fábrica, donde la producción puede cambiar a corto plazo. Las decisiones que tome un agricultor en su finca hoy solo se materializarán en la próxima temporada de cosecha, o potencialmente en tres o cuatro años si, por ejemplo, decide plantar árboles nuevos. Debido a la demora entre los pronósticos de precios y las respuestas en la finca, las fluctuaciones del mercado se incrementan.

¿Por qué se incrementan las fluctuaciones del mercado? Cuando los agricultores ven un alto Precio-C, deciden plantar nuevos árboles o comprar fertilizantes adicionales para aumentar su producción y, cuando los agricultores hacen esto en masa, significa que en el futuro habrá demasiado café en el mercado, lo que provocará la caída de los precios. Por el contrario, cuando los agricultores ven un Precio-C muy bajo, recortarán sus inversiones, lo que llevará a la escasez, lo que provocará que los precios suban. Estas son las fuerzas básicas del mercado de oferta y demanda; pero, por una variedad de razones, el café es un mercado especialmente complicado. Por ejemplo, aquí hay un artículo del Financial Times en 2017 que predecía una subida de los precios del café debido a los déficits proyectados en los inventarios de café en Brasil; sin embargo, los precios del café continuaron cayendo, en parte debido a la devaluación de la moneda brasileña. Complicado. Si los comerciantes de café experimentados tienen dificultades para leer el mercado, ¿cuánto más difícil resulta para los agricultores?

Sin embargo, se supone que el Precio-C suaviza la volatilidad del precio. Mientras que el precio promedio del café fue de $ 1.50 por libra en la última década, el máximo fue de $ 3.00 en 2011 y el mínimo fue de $ 0.91 el 17 de septiembre. Esta volatilidad es extrema, mucho más que el mercado de valores en general. Este escenario hace que sea muy difícil para los agricultores planificar y administrar sus fincas, especialmente cuando el Precio-C cae por debajo del costo de producción, que es alrededor de $ 1.15 por libra. En un mercado más funcional y sostenible para cultivo perenne y de largo plazo, los precios deberían acercarse más al promedio en el largo plazo y, lógicamente, deberían cubrir el costo de producción más los costos de transacción, es decir, ¡aproximadamente $ 1.50 por libra!

¿Cómo afecta la volatilidad extrema del precio a un agricultor?

Cuando los agricultores enfrentan precios inseguros, especialmente precios que no alcanzan los costos de producción, cubren sus apuestas y reducen las inversiones, creando una espiral decreciente de producción deficiente y bajos ingresos.

¿Cómo operan los agricultores en este contexto? Reducen los costos: recortan principalmente la mano de obra; no renuevan las fincas; confían más en los productos químicos que en el trabajo; y, en general, minimizan los esfuerzos (léase: trampa) para cumplir con los estándares de certificación. La insostenibilidad es un círculo vicioso: cuando los agricultores reducen las inversiones, la producción disminuye, los ingresos sufren y los agricultores encuentran extremadamente difícil recuperar y renovar sus fincas. Las personas que más sufren en este escenario son los trabajadores agrícolas. Trabajan menos y ganan menos, y la forma en que lo resuelven es comiendo menos y sacando a sus hijos de la escuela. Y migran. Esta es la dura realidad de la economía real en los cafetales.

¿Qué significaría un precio del café más estable para los agricultores?

¿Qué pasaría si un agricultor tuviera la razonable confianza de que el precio del café cubrirá sus costos? Tendría un fuerte incentivo para invertir en su finca, para aumentar la producción y elevar la calidad de la taza. Tendría la confianza necesaria para contratar trabajadores y permitirse pagar salarios justos. Podría invertir en la renovación periódica de la finca, empleando así a más personas. Pronósticos de precios más estables mitigarían los ciclos de subida y bajada de precios en el sector cafetero, porque los agricultores tendrían menos probabilidades de reaccionar de manera exagerada a las fluctuaciones de precios en el corto plazo. Los agricultores invertirían sus escasos recursos de manera más inteligente. Lo más importante es que precios estables estabilizarían los ingresos de los agricultores y los trabajadores agrícolas, permitiéndoles alimentar a sus familias, enviar a sus hijos a la escuela y pagar su atención médica.

Soluciones estructurales

El objetivo de lograr precios más estables no es controvertido, per se. La pregunta clave, por supuesto, es cómo hacer que los precios del café sean más estables. Después de hablar y debatir con algunos expertos en este campo, me he dado cuenta de que es necesario que haya una combinación de soluciones en múltiples niveles, incluyendo como ejemplos: evaluar formas alternativas de calcular un precio de referencia; ampliar los programas de seguros agrícolas; aumentar la aplicación de herramientas para el Manejo de riesgos en precios; extender la participación en mecanismos innovadores como “Return to Origin” (RTO); y / o alentar el comercio directo y acuerdos de precios mínimos como el Comercio Justo. Críticamente, necesitamos evaluar soluciones estructurales, que van más allá de los ajustes en los márgenes, o iniciativas piloto para solo unos pocos jugadores. Los próximos artículos propondrán y evaluarán algunas soluciones potenciales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS