AguaVerde

El blog

ver todo

Transformar beneficios húmedos de café con bajo costo

2018-03-05 Sin comentarios

Un letrero en una granja en Nicaragua. Foto de Kraig Kraft.

-Escrito por Kraig Kraft, originalmente para Coffeelands

Transformar, la capacidad de corregir fallas y regenerarse, migrar a una versión mejorada como el 2.0. Esta siempre es una propuesta atractiva: la propuesta que alimenta a tantas industrias, satisfaciendo nuestros deseos más básicos de mejora. Pero por encima de la propuesta, cómo se presenten estos cambios públicamente es una condición necesaria para lograr los cambios. La verdadera transformación no ocurre de la noche a la mañana; es el resultado de un trabajo duro y de la inversión de tiempo.

En Nicaragua con el proyecto Cosecha Azul, completamos recientemente 6 remodelaciones de beneficios húmedos, mejorando la eficiencia en el uso del agua y el tratamiento de aguas residuales, justo a tiempo para la cosecha de este año. Es el resultado de un trabajo arduo por parte de estos agricultores. Pero, antes de entrar en los detalles sobre lo que ha ambiado, veamos por qué estos beneficios húmedos necesitaban una transformación.

¿Por qué son beneficios húmedos?

El beneficiado húmedo es una de las formas en que las cerezas de café se transforman en café pergamino, que luego es secado y beneficiado como café verde (el año pasado escribí sobre beneficios húmedos, y Paul publicó un gran artículo sobre mieles y productos naturales). Si bien hay muchas maneras de montar un beneficio húmedo; las principales funciones del beneficiado húmedo son sencillas: 1. Recibir el café cereza; 2. Despulpar las cerezas; 3. Fermentar; 4. Lavar y 5. Clasificar el café por densidad.

Se llaman beneficios húmedos porque estos procesos usan agua y el agua se usa para mover el café de un proceso a otro. En un beneficio húmedo tradicional, el agua se usa para clasificar las cerezas maduras, se usa para ayudar a lubricar el despulpador, se usa para transportar el café al tanque de fermentación, después se lava el café con agua y finalmente se usa también agua para clasificar el café por densidad.

Aquí es donde entra Cosecha Azul, con nuestros BENEFICIOS HÚMEDOS TRANSFORMADOS. Comúnmente, el uso del agua en muchos beneficios húmedos tradicionales es excesivo y derrochador. Las aguas residuales, que provienen del proceso de lavado y la pulpa de café descartada, no se tratan. Estas aguas residuales se devuelven a arroyos y ríos, y están cargadas de materia orgánica, son extremadamente ácidas y tienen una gran demanda biológica de oxígeno. Con la ayuda de Leonardo Sánchez, un experto costarricense para el tratamiento de aguas residuales en beneficios húmedos, diseñamos nuestro sistema ideal para el tratamiento de aguas residuales y los beneficios húmedos pequeños.

Ahora bien, en Cosecha Azul, para la transformación de los beneficios húmedos, nos centramos en un par de cuestiones clave:

Reducir el uso de agua durante el despulpado y el lavado

Como mencioné en una publicación anterior, cada beneficio húmedo es ligeramente diferente; ya que hay una gran cantidad de factores que determinan su diseño único. Los agricultores deben considerar: el paisaje en el que se construyen; el acceso a una fuente de agua y la cantidad de agua disponible; el volumen de café procesado; la topografía de la tierra; la distancia desde el beneficio húmedo a una fuente de agua superficial; y el diseño operacional. Para nuestra transformación, cada beneficio húmedo requirió su propio plan de mejora, basado en una evaluación de todos estos factores. Comenzamos por medir cuánta agua se utiliza durante los procesos tradicionales e hicimos a los productores conscientes de ello. Las mejoras de eficiencia son relativamente simples. Eliminamos el uso de agua para despulpar, cosechando y procesando solo cerezas maduras y usando la gravedad para transportar las cerezas al despulpador. Este cambio también contribuye a la mejora en la calidad del café. Si el beneficio húmedo es pequeño, el café despulpado puede caer directamente en el tanque de fermentación. Los beneficios húmedos más grandes requieren mover el café despulpado hacia los tanques de fermentación. En lugar de usar agua para transportar el café, alentamos a los agricultores a usar un transportador de tornillo para mover el café.

Un transportador de tornillo lleva el café al tanque de fermentación. Foto de Kraig Kraft.

Después de la fermentación, los agricultores a menudo lavan el café, hasta 4 veces, para eliminar el mucílago y preparar el café para el secado. El café se coloca en un canal más largo, y se agrega agua al café, y la mezcla se agita hasta que el agua salga limpia y el café se separe por densidad para que se clasifique. El café de peor calidad es el más ligero y corre más lejos a través del canal, mientras que el café de mejor calidad permanece en las primeras partes del canal. Tradicionalmente, los agricultores utilizan mucha agua durante la clasificación dejando el chorro abierto. Cosecha Azul capacita a los agricultores para que sean más conscientes de su uso, recirculando el agua y utilizando solo el agua necesaria para el lavado y la clasificación.

Tratamiento de aguas residuales

El agua residual generada a partir de este proceso no es mínima. Si no se trata, daña la vida silvestre y no es apta para el consumo humano. Muchos sistemas previos de “tratamiento” han consistido en una serie de fosas de infiltración permeables mal diseñadas y dimensionadas, que en realidad no tratan las aguas residuales. El sistema de tratamiento de aguas residuales de Cosecha Azul consiste en lo siguiente:

  1. Separación de sólidos
  2. Separación de agua
  3. Separación de sedimentos
  4. Equilibrio de pH
  5. Tanque secundario de sedimentos
  6. Biojardín filtro / mini reactores / escorrentía superficial

El giro final es que alentamos a los agricultores a tratar el agua de sus 2 primeros lavados, el agua más contaminada. Cuando el agua comienza a limpiarse, no hay necesidad de tratarla y puede devolverse con seguridad a otras fuentes de agua. El agua de los dos primeros lavados se envía a través de una serie de pantallas para eliminar los sólidos: pulpa, café, palos que podrían estar en las aguas residuales. Esta agua luego se envía a un tanque de separación. Mientras está en el tanque de separación, el pH del agua residual se equilibra mediante la adición de cal agrícola. Luego, los sólidos se envían a otro estanque de retención, mientras que el líquido se envía a un filtro final: un biohuerto, donde las plantas comestibles están creciendo en una mezcla de rocas volcánicas y suelo poroso. El agua que no es utilizada por las plantas se deja correr hacia un sistema de agua superficial.

De derecha a izquierda. El canal de lavado se vacía en 2 filtros, luego en un primer tanque de sedimentación. Los sólidos entran en el foso inferior alineado, mientras que el agua adquiere un pH balanceado en el tanque cuadrado de concreto con una solución de cal agrícola del barril azul. El agua desde aquí va al último filtro en el lado de la mano izquierda, lleno de rocas volcánicas y tierra, donde se plantan malanga y otros cultivos de raíces. Foto de Kraig Kraft.

Cosecha Azul ha realizado esto mediante la inversión de $ 1500 en algunos de los materiales para el sistema, y los agricultores han contribuido con cerca de $ 800 de su propio efectivo para la infraestructura. Los agricultores han invertido la mano de obra necesaria para construir los nuevos canales y estanques. El producto final de aguas residuales cumple con todas las normativas nacionales de Nicaragua sobre el tratamiento de aguas residuales. Hoy en día, estos agricultores ya pueden cuantificar el volumen de agua que se utiliza para procesar su café y están orgullosos del hecho de que puedan procesar el café con menos agua y de una manera ambientalmente responsable.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS