AguaVerde

El blog

ver todo

La información necesaria sobre la finca para una toma de decisiones acertada

2018-01-09 Sin comentarios
Foto CRS, Oscar Leiva

Foto CRS, Oscar Leiva

-Escrito por Mar Martín- Hoy comento un aspecto del análisis de nuestros datos, que destacamos en nuestros informes y que creo que pueda ser de interés para todos. El análisis de los datos de campo en el ciclo 2016-2017 muestra una alta variabilidad en las fincas y en las regiones. No es una sorpresa. Ciertamente esperábamos variabilidad. El enfoque de ASA ya suponía esta variabilidad y, por ello, consideraba importante renunciar a recetas genéricas y promover la experimentación con los productores y productoras para fomentar una agricultura basada en el conocimiento frente a la agricultura de insumos. La revisión de los datos generados, con los equipos de cada país y los técnicos asociados, demuestra y reconfirma este enfoque de ASA. La agricultura no solo está determinada por su ubicación, sino que incluso fincas cercanas pueden variar en un alto grado. Esta realidad invalida la aplicación de paquetes estandarizados de extensión y fertilización.

Tras el análisis de los datos de campo, tenemos que reafirmarnos en esta importante lección aprendida para nuestros equipos de campo. Esta lección aprendida nos lleva a enfatizar la conveniencia de asegurar dos condiciones: i) la necesidad de contar con recursos humanos capaces de realizar un análisis crítico y de aplicar los principios generales de ASA en contextos locales variados, y ii) la necesidad de contar con información específica sobre las condiciones de la finca que incluyan parámetros del suelo y del clima.

Ante esta situación, consideramos que es posible tipificar las fincas en grupos que compartan recomendaciones. Ahora bien, esta tipificación habría de basarse en un sistema de cultivo común, las características del suelo y del clima. Sin embargo, a la hora de establecer conclusiones, hay que tener en cuenta que las fincas con características similares de suelo, clima y sistema de cultivo pueden no estar geográficamente cercanas entre sí. Es decir, que esta tipificación podría no servirnos para comparar fincas cercanas. Definitivamente, no es posible reunir los resultados bajo condiciones tan diversas: sería comparar peras con manzanas.

Por lo tanto, para poder cumplir con los objetivos de ASA y generar evidencia de los resultados hemos tipificado las fincas en 10 grupos (clusters/ conglomerados) con características comunes de suelo, clima y sistema de cultivo. Estos datos revisados se están utilizando para definir los planes de intervención, por grupos, para el ciclo agrícola 2017-2018. Esperamos que este agrupamiento de las fincas de frijol permitirá más intervenciones y ayudará a mejorar nuestra estrategia de manejo integral de la fertilidad del suelo con 4 Recomendaciones (la fuente correcta, el lugar correcto, el momento adecuado, la dosis correcta[1]); al tiempo que reduzca los costos para los productores.

 

[1] Más información sobre 4R se puede encontrar en este video y en la página web de IPNI .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS