AguaVerde

El blog

ver todo

Aprendiendo con la Escuela de Campo para Agricultores (ECA) en Nicaragua

2017-09-04 Sin comentarios
Imagen 1 - Agricultores/as aprendiendo sobre los componentes de suelo: minerales, aire, agua y materia orgánica.

Imagen 1 – Agricultores/as aprendiendo sobre los componentes de suelo: minerales, aire, agua y materia orgánica.

Elaborado por:  Felipe Pilarte Pavón, Rodolfo Valdivia, Alfredo Castro y Augusto Gutiérrez

En Nicaragua, el programa ASA inauguró durante el año 2016 ochenta y cinco ECA en las que participaron 1 331 productores, 243 promotores y 12 instituciones. En este artículo pretendemos reflejar esta positiva experiencia. Al planificar nuestras ECA, tuvimos en cuenta que el propósito era debatir y aprender. No pretendemos únicamente transmitir conocimientos o transferir nuevas prácticas. La ECA es un espacio de aprendizaje e intercambio en torno a tres ejes que manifiestan nuestros objetivos:

  • Los conceptos básicos de nuestro enfoque
  • Las prácticas agronómicas recomendadas para solucionar las limitantes de la agricultura de secano
  • La divulgación de métodos de observación y análisis para tomar mejores decisiones en la práctica de la agricultura

El Aprendizaje de conceptos básicos

Los participantes en la ECA dedican sus esfuerzos a la compresión de conceptos básicos para la restauración y la protección de los recursos del suelo y el agua en la agricultura de secano. El equipo de asesores, los técnicos de campo, los promotores y los y las agricultoras trabajan en equipo para identificar y debatir sobre conceptos fundamentales para la restauración de suelos y agua. Entre estos conceptos, en Nicaragua hemos identificado temas como: la oportunidad del agua verde, la formación del suelo, el concepto del suelo, sus componentes, las causas y efectos de la degradación, cómo identificar un suelo saludable o restaurado, el estado de degradación y/o restauración de los suelos y el agua en la comunidad o la microcuenca. Mostramos fotografías (1 y 2) de algunas de las dinámicas desarrolladas para comprender el alcance de estos conceptos.

Imagen 2 -Técnicos/as facilitadores de Escuelas de Campo de Agricultores validando un ejercicio para aprender el concepto de pH del suelo.

Imagen 2 -Técnicos/as facilitadores de Escuelas de Campo de Agricultores validando un ejercicio para aprender el concepto de pH del suelo.

El aprendizaje de prácticas agronómicas

Uno de los objetivos principales de la ECA es mostrar de forma clara y sencilla cómo llevar a cabo las practicas agronómicas. Los agricultores y agricultoras realizan una validación o evaluación del comportamiento de las técnicas de restauración de suelo en sus fincas.  Experimentan implementando cambios en la organización y construcción de sus sistemas productivos, para transformarlos en sistemas de producción que conserven y restauren el suelo y el agua. Cada participante puede aprender a organizar su sistema, de acuerdo a las necesidades de su familia, su comunidad y la sociedad; de manera que su sistema productivo proteja el recurso suelo y el agua de calidad. El aprendizaje está basado en la práctica y hemos diferenciado cuatro procesos diferentes de acuerdo a la experiencia y necesidades de los participantes:

  1. La integración en el sistema de nuevas técnicas de producción que se espera que favorezcan la restauración del suelo y la cosecha y productividad del agua (imagen 4);
  2. La introducción de algunos cambios en las técnicas tradicionales o ancestrales para potenciar la contribución o eliminar los efectos negativos sobre la restauración del suelo y el agua (imagen 3);
  3. La eliminación del proceso de producción de aquellas técnicas que degradan el suelo y el agua.
  4. El análisis de los cambios provocados por la introducción, modificación o retiro de técnicas en el proceso de producción para una toma de decisiones más informada y más efectiva.

Hemos constatado que, con el transcurrir de la ECA, cada participante va creando un nuevo sistema de producción que aumente sus rendimientos y supere la degradación del suelo y el estrés hídrico.

Imagen 3 - Experimentando la utilización de variedades ancestrales de frijol en asociación con maíz y sorgo millón para aumentar la producción de cobertura y la cosecha de agua verde.

Imagen 3 – Experimentando la utilización de variedades ancestrales de frijol en asociación con maíz y sorgo millón para aumentar la producción de cobertura y la cosecha de agua verde.

Imagen 4 - Experimentando la introducción de Canavalia (Canavalia ensiformis) en asociación con maíz y sorgo millón para aumentar la producción de cobertura y la cosecha de agua verde.

Imagen 4 – Experimentando la introducción de Canavalia (Canavalia ensiformis) en asociación con maíz y sorgo millón para aumentar la producción de cobertura y la cosecha de agua verde.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El aprendizaje de métodos de observación para la toma de decisiones

Los participantes en la ECA aprenden a cuestionar constructivamente su teoría y su práctica agronómica; de esta manera desarrollan la habilidad de buscar respuestas a sus cuestionamientos.  Aprenden a establecer pequeños y sencillos experimentos para buscar respuestas a sus preguntas. En este sentido, hemos desarrollado diferentes dinámicas para que observen, de manera práctica, las consecuencias de su experimentación. En la imagen 5, uno de los integrantes de esta ECA en Jinotega observa y analiza los resultados de su experimentación con cobertura permanente en distintas cantidades en la humedad de su suelo. De igual manera se proponen diferentes ejercicios para evaluar cualitativamente el suelo, mostrar la infiltración, medir la biomasa o apreciar diferencias en el rendimiento (imagen 6, 7, 8 y 9).

 

Imagen 5 – El agricultor evalúa la diferencia de humedad en su experimento con tres tratamientos de cobertura (0 cobertura, 2 ton de cobertura/ha y 4 ton de cobertura/ha) en una rotación de maíz-frijol durante el ciclo de postrera 2016. Jinotega, Nicaragua.

Imagen 5 – El agricultor evalúa la diferencia de humedad en su experimento con tres tratamientos de cobertura (0 cobertura, 2 t de cobertura/ha y 4 t de cobertura/ha) en una rotación de maíz-frijol durante el ciclo de postrera 2016. Jinotega, Nicaragua.

Imagen 6 – Agricultores/as realizando evaluación cualitativa de los avances en la restauración del suelo en la Comunidad Cerro Grande, Yalaguina, Nicaragua.

Imagen 6 – Agricultores/as realizando evaluación cualitativa de los avances en la restauración del suelo en la Comunidad Cerro Grande, Yalaguina, Nicaragua.

 

 

 

 

 

 

Imagen 7 - Agricultores realizando una prueba de infiltración en el suelo. Comunidad Quebrada Arriba, Yalaguina, Nicaragua.

Imagen 7 – Agricultores realizando una prueba de infiltración en el suelo. Comunidad Quebrada Arriba, Yalaguina, Nicaragua.

Imagen 8 - Jorge Vargas evaluando el efecto de diferentes niveles de cobertura en el crecimiento y producción del cultivo de frijol. Ciclo de primera 2016.

Imagen 8 – Jorge Vargas evaluando el efecto de diferentes niveles de cobertura en el crecimiento y producción del cultivo de frijol. Ciclo de primera 2016.

Imagen 9 – Técnicos/as, estudiantes y agricultores midiendo la biomasa producida por el cultivo de sorgo a alta densidad incorporado a los 40 días después de la siembra. Jinotega, septiembre 2016.

Imagen 9 – Técnicos/as, estudiantes y agricultores midiendo la biomasa producida por el cultivo de sorgo a alta densidad incorporado a los 40 días después de la siembra. Jinotega, septiembre 2016.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS