AguaVerde

El blog

ver todo

Todos Bebemos Río Abajo

2017-02-20 Sin comentarios

todos bebemos aguas abajo.jpg

-Escrito por Paul Hicks originalmente en el blog de Coffeelands-

El 7 de abril de 2015, SCAA se me dio la oportunidad de hablar del agua y el café durante su Simposio anual en Seattle.

Quiero presentar una breve síntesis de esta presentación en este blog, que sirve como una gran introducción al agua y las tierras cafetaleras.

CRISIS HÍDRICA

En 2015, el Foro Económico Mundial destacó la crisis hídrica de entre las amenazas más críticas para el desarrollo económico social global.

Lo que caracteriza la crisis global del agua es una problemática de oferta y demanda. La demanda de agua ha crecido de forma exponencial en el último siglo, en función del crecimiento demográfico y el desarrollo económico. Al mismo tiempo, la oferta de agua se está reduciendo debido a la degradación de la tierra, la contaminación del agua y la extracción insostenible de agua subterránea.

Uno de los principales impulsores de la crisis hídrica es la agricultura. La agricultura es a todas luces el mayor usuario de recursos hídricos: entre el 70-80% del agua utilizada por los humanos es para el riego; además la agricultura es la mayor de las amenazas para los recursos hídricos debido a (1) la degradación de la tierra, y (2) la contaminación del suelo por erosión, fertilizantes y plaguicidas.

EL IMPACTO DEL CAFÉ EN LA OFERTA DEL AGUA

Históricamente, al café se le culpa (con justificación) de impulsar la deforestación y de contaminar las fuentes de agua de las tierras cafetaleras.

En efecto, la producción del café tiene un impacto negativo en los recursos hídricos cuando las malas prácticas agrícolas causan erosión y cuando los insumos agrícolas (fertilizantes y pesticidas) se utilizan de manera indebida y contaminan el agua.

Por otra parte, el procesamiento del café puede contaminar fuentes de agua cuando los beneficios descargan los sólidos orgánicos. Tocamos este tema en Coffeelands y describimos el proceso con detalle (en inglés) en este artículo en The Chronicle.

 COSECHA AZUL

Pero existe “otro lado de la moneda”. Existen razones singulares por las que al café, y en particular al café de especialidad, se le debe ver como parte de la solución de la crisis de agua en las tierras cafetaleras.

  • Localmente, las comunidades en las zonas caficultoras dependen de las corrientes provenientes de las cuencas cafetaleras para tener agua potable.
  • Globalmente, los consumidores de café de todo el mundo están tomando café de granos que beben de estas cuencas.
  • Por lo tanto, la comunidad cafetalera (agricultores/as, asociaciones, comerciantes, tostadores, minoristas y consumidores) son parte de la comunidad, local y global, conectada a través del agua y el café que consumen.

En este sentido, todos bebemos río abajo. Y estamos conectados de manera muy concreta a estas mismas montañas y arroyos. Su taza de café matutina está estrechamente conectada con el agua que se bebe en las tierras cafetaleras.

La principal razón de que el café se deba ver como parte de la solución de la crisis del café es que las alternativas al café son mucho peores.

De hecho, no hay mejor sistema agrícola que el café bajo sombra para la regulación de los recursos hídricos. Cuando los sistemas agroforestales bajo sombra son manejados apropiadamente, funcionan como bosques naturales. Y el buen manejo del café supone un buen manejo de cuencas.

Y eso es lo que entendemos por Cosecha Azul, un concepto que compartí en una entrevista para el blog de Coffeelands.

9 MILLONES DE PERSONAS EN CENTROAMÉRICA DEPENDEN DE LAS TIERRAS CAFETALERAS PARA SU AGUA POTABLE

Para entender mejor la escala del impacto del café en el agua, trabajamos con CATIE en Costa Rica en un estudio SIG. La primera fase analiza tres niveles de datos:

  1. el café cultivado en zonas de Centroamérica;
  2. todas las fuentes de agua conocidas y
  3. datos demográficos.

Usando hipótesis conservadoras, estimamos que hay 9 millones de personas en seis países que dependen de las tierras cafetaleras para su agua potable.

 5 RECOMENDACIONES PARA EL CAFÉ DE ESPECIALIDAD

  1. Gestión de Suelos para la Gestión del Agua

Los suelos están seriamente degradados en la mayoría de las zonas cafetaleras. El suelo ha sido tratado como basura, dejándonos a todos en gran peligro, pero en particular a los agricultores. Los agricultores en las tierras cafetaleras están sufriendo su propia desertificación, pero los suelos se están lavando hacia el mar en vez de depositarse sobre las praderas. Las fincas cafetaleras son mucho menos productivas de lo que deberían ser porque los suelos están degradados, y las plantas son mucho más susceptibles a las enfermedades y la sequía precisamente porque los suelos no tienen los nutrientes y la humedad para continuar sanos. A nivel de paisaje, los suelos degradados provocan derrumbes y deslizamientos a medida que la tierra y la vegetación pierden su capacidad para capturar y almacenar agua. Como resultado, el cauce de los ríos se seca en las épocas sin lluvia.

Se necesita la restauración del suelo para la producción de café, y se necesita también para el manejo del agua. Por lo tanto, los tostadores y compradores que quieren construir cadenas de suministro sostenibles y promover una buena administración del agua deberían apoyar a los agricultores para que restauren y manejen sus suelos.

  1. Proteger fuentes de agua potable

Hemos estado analizando las normas de certificación del café de especialidad para identificar cómo se podrían fortalecer para proteger las fuentes de agua potable. Lo que encontramos fue que las fincas y beneficios pueden tener múltiples certificaciones, pero siguen amenazando el agua de las personas debido a una variedad de factores (vea el informe que presentamos en SCAA 2013). Lo que proponemos es que las normas se actualicen específicamente para proteger las fuentes de agua potable.

También recomendamos que los actores de la cadena de suministro apliquen una Herramienta de Evaluación de Impacto al Agua en fincas y beneficios, que simplemente pregunta: “¿existe una posible amenaza a la fuente de agua?” Si la respuesta es que sí, los agricultores y beneficiadores identifican cada amenaza y definen una estrategia de mitigación para cada amenaza. Esta herramienta sencilla serviría para las actividades de planificación y de monitoreo.

  1. Mida lo importante: asegúrese de que las normas hagan la diferencia

Las normas de certificación se concentran principalmente en promover y monitorear las “mejores prácticas de gestión”, pero falta hacer análisis confiable de los impactos reales cuando se aplican las normas. Sin embargo, un estudio riguroso de CENICAFE en Colombia muestra que las fincas certificadas por Rainforest Alliance mejoraron la calidad del agua río abajo, en comparación con fincas similares que no estaban certificadas. Un aprendizaje clave del estudio es la importancia de medir la calidad y los caudales de agua para entender lo que está sucediendo en las fincas y en los ríos.

  1. Use menos agua en los beneficios de café

Las tecnologías y los diseños de beneficios con uso eficiente del agua son conocidos y han sido comprobados. Pero menos del 15% de los beneficios de café del mundo aplican estas tecnologías. Esto tiene que cambiar.

Una barrera contra la mejora de los beneficios es el costo del equipo. Para muchos beneficios simplemente no es asequible invertir en equipo nuevo o en cambios en el diseño del beneficio.

Con esto en mente, hemos trabajado con ACERES – consultora con experticia en beneficiado de café – para identificar algunas mejoras tecnológicas que tendrían el mayor impacto en la reducción de la contaminación del agua por parte de los beneficios de café. Con base en un estudio de 48 beneficios, las tecnologías que tendrían el mayor impacto son (1) despulpadoras mecánicas que eliminan la necesidad de agua, y (2) métodos para transportar mecánicamente la pulpa y los granos en el proceso de beneficiado.

Lo que se desprende de este estudio es que la primera y más importante inversión es reducir la cantidad de agua que utiliza el beneficio. Después de reducir el uso del agua, el enfoque está en tratar las aguas residuales. Algunos beneficios invierten en sistemas de tratamiento de agua antes de reducir la cantidad de agua que utilizan, lo cual se vuelve innecesariamente caro y sigue extrayendo cantidades excesivas de agua de los arroyos.

La recomendación para la industria del café de especialidad es ayudar a las cooperativas y otros beneficiadores de café para lograr acceso a financiamiento y que puedan hacer la modernización necesaria a sus beneficios. Considere trabajar con Root Capital, UTZ, Rainforest para maximizar su impacto.

  1. Conozca la fuente

Hace unos años, Equal Exchange nos compartió su iniciativa 8 Ríos, en la que obtienen café de zonas amortiguadoras de ocho reservas de la biósfera de la UNESCO en todo el mundo. Lo que nos inspiró de esta iniciativa fue la idea de que una tostadora de café se comprometiera con un paisaje y las personas que viven ahí, así como en invertir explícitamente en el fortalecimiento de capacidades locales para entender y manejar sus propios recursos naturales.

Hemos aplicado el mismo enfoque en Cosecha Azul con apoyo de Keurig. Nuestras localidades del proyecto son las tierras cafetaleras de Centroamérica que son fuentes de agua para pueblos y ciudades. Apoyamos a agricultores para que puedan mejorar sus prácticas agrícolas, proteger los recursos hídricos y construir capacidades locales para la gestión de recursos hídricos a largo plazo.

Nuestra recomendación es que las empresas de café se comprometan a largo plazo con una cuenca crítica para obtener café, y que apoyen a la gente de la localidad para que gestionen sus recursos hídricos. Esto beneficia a las personas, beneficia el medioambiente y puede ser comercializado de tal forma que concientiza a los consumidores acerca del agua.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS