AguaVerde

El blog

ver todo

Agua Verde, en la Práctica

2017-02-02 Sin comentarios
Juan Hurtado con planta de canavalia. Foto de CRS/ Oscar Leiva

Juan Hurtado con planta de canavalia. Foto de CRS/ Oscar Leiva

-Escrito por Paul Hicks originalmente en el blog de Coffeelands-

Hace unos años le pregunté a un agricultor del “corredor seco,” en el oriente de El Salvador, qué haría para mejorar la gestión hídrica si fuera el donante que financia nuestro proyecto.

Respondió señalando las colinas: “Durante la estación húmeda, hay torrentes de lluvia que bajan por esta montaña. La mayoría fluye hacia arroyos y ríos. Pero dos meses más tarde, todos nosotros nos quejamos de la sequía. Así que, lo que haría yo es encontrar la manera de capturar toda esa agua que perdemos en la época de lluvia, para poder usarla en la época seca“.

Sencillo y brillante. Es la misma lógica de construir represas y perforar pozos. Sin embargo, estas soluciones de ingeniería común tienen limitantes: son caras y no funcionan en todas partes. En efecto, además del inconveniente del costo, la topografía y la geología a menudo hacen imposible o inviable capturar agua en represas, o extraerla de los acuíferos.

¡Pero existe una manera más sutil e inteligente de que los agricultores capturen y almacenen el agua para mejorar la producción de sus plantas!

Manejo de Agua Verde

Hace años, escuché a la Dra. Malin Falkenmark hablar sobre el agua verde (en inglés). Ella lidera un grupo de pensadores brillantes que han reintroducido la sabiduría antigua del suelo y el agua en un nuevo paradigma, con enormes implicaciones para la agricultura en cuanto al manejo del agua. En otro post de este blog resumí el concepto de agua verde.

Ahora ¿Cómo se entiende esto, por ejemplo, en una finca cafetalera?

El Agua Verde en la Práctica

Visité a Juan Hurtado, un agricultor innovador y obsesivamente práctico, cerca de San Ramón, Nicaragua. Juan creció trabajando como jornalero en las fincas de café, hasta que comenzó a trabajar su propia finca de dos hectáreas hace veinte años. Desde entonces, él se ha expandido bastante y ha tenido éxito donde muchos otros se han topado con dificultades, o fracasado. Juan Hurtado tiene una Escuela de Campo en su finca para Cosecha Azul, como parte de la iniciativa ASA.

Cubierta vegetal de Agua Verde (canavalia)

A mediados de 2014, Juan Hurtado empezó a experimentar con el uso de la Canavalia, una planta leguminosa que ha plantado entre los surcos de café. La Canavalia es un gran complemento del café por varias razones, bien documentadas (referencia en inglés).

 

Hojas de Canavalia. Foto de CRS / Paul Hicks

Hojas de Canavalia. Foto de CRS / Paul Hicks

  1. La canavalia es extremamente efectiva capturando agua superficial y subterránea, y convirtiéndola en biomasa en forma de hojas verdes. En la época húmeda, la canavalia captura el agua de lluvia, que normalmente se perdería en la escorrentía a los arroyos y ríos, y la “almacena” para su uso posterior. Dado que estas hojas verdes contienen, en más del 90 %, agua; literalmente son agua verde.
  2. Como planta leguminosa puede extraer nitrógeno del aire (fijación de nitrógeno) y sus hojas tienen un contenido relativamente alto de nitrógeno.
  3. La canavalia crece más rápido que la maleza, así que reduce la necesidad con la que luchan los agricultores de controlar malezas.
  4. La canavalia aumenta la materia orgánica del suelo, mejorando la calidad y fertilidad del suelo.

Juan Hurtado poda las plantas de canavalia cuando llegan a los 50 cm de altura, o cuando empiezan a competir por la sombra con las plantas de café, y mantiene estos rastrojos sobre el suelo.  La planta se recupera rápidamente y brotan nuevas ramas y hojas.

Lo que esto logra para la finca de Juan es extraer agua y nutrientes del suelo y la atmósfera, reciclándolos en el suelo, poniendo el agua y los nutrientes a la disposición de las plantas de café. Con el tiempo, esta práctica puede ayudar a crear suelos profundos y saludables que mejoren su capacidad de almacenar agua y nutrientes, haciendo que la finca sea más saludable y más resiliente a la enfermedad y a la sequía. Mientras recolectamos datos de los resultados del experimento, a Juan no le cabe duda. Ha estado expandiendo la canavalia en toda su finca y regalando semillas a sus vecinos.

Convertir cobertura vegetal en agua

Nada de esto es nuevo para la agricultura y la cobertura vegetal la han usado por siglos los agricultores. Pero el paradigma del agua verde ayuda a cambiar nuestro enfoque para el manejo del agua y las implicaciones del uso inteligente de la cobertura vegetal. Por ejemplo, al usar cultivos de cobertura y otras prácticas de “agua verde” podemos aumentar la capacidad de retención de humedad del suelo (digamos en un 5%) en los primeros 40 cm de suelo, y esto aumenta la cantidad de agua en el suelo superficial en 200,000 litros por hectárea. Ni represas, ni bombas ni tuberías.

Imagen1

Ahora, imaginemos que abordamos así todo el paisaje -cientos de miles de hectáreas-. Al invertir en la restauración de suelos usando cubierta vegetal y otras prácticas; podemos capturar y almacenar miles de millones de galones de agua, aumentando la productividad agrícola y reduciendo la vulnerabilidad de los agricultores ante la sequía.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

*

code